Contracciones de Braxton Hicks

Las contracciones de Braxton Hicks, también conocidas como trabajo de falso parto, son aquellas que realiza el músculo uterino con motivo de su preparación para el parto.

Como cualquier otro músculo del cuerpo, el útero debe ejercitarse durante gran parte del embarazo para realizar su cometido de manera adecuada. En concreto, durante el momento final del parto, el útero se contraerá durante varias horas, por lo que las contracciones de Braxton Hicks suponen ese entrenamiento necesario.

¿Cómo son las contracciones de Braxton Hicks?

Las contracciones en sí mismas comienzan en una etapa muy temprana del embarazo, sobre la sexta semana. Sin embargo, éstas no se notan habitualmente hasta llegado el ecuador del embarazo, sobre la semana 20 de gestación. Incluso, algunas mujeres ni se percatarán de ellas en los 9 meses.

Son contracciones bastante irregulares (nada periódicas), y tienen una duración que normalmente está entre los 30 y 60 segundos. Suelen comenzar en la parte superior del útero y se van extendiendo de forma gradual hacia abajo.

Habitualmente son indoloras, aunque algo incómodas debido a la tensión abdominal que generan. Según avanza el embarazo, podrían llegar a ser dolorosas. Si se sienten molestias durante las contracciones, como norma general se aconseja relajarse, darse un pequeño paseo, cambiar de postura si se está sentada o tumbada, beber agua para hidratar los músculos o darse un baño de agua caliente.

Diferenciar las contracciones de Braxton Hicks de las contracciones de parto

Las contracciones de parto, también conocidas como trabajo de parto, son muy regulares (muy periódicas) y ocurren cada pocos minutos. Además, son contracciones de mayor duración y normalmente van acompañadas de dolor.

En cambio, como ya se ha comentado, las de Braxton Hicks son irregulares, ocurren más espaciadas en el tiempo y son contracciones de menor duración y, habitualmente, vienen exentas de dolor.

También hay que diferenciarlas de los movimientos del feto. Cuanto mayor es el tamaño del feto, con su movimiento la tripa se pondrá dura y tirante. ¿Cómo podemos entonces distinguir si se trata de una contracción de Braxton Hicks, ya que habitualmente no duelen, o un movimiento del futuro bebé? De una forma bastante sencilla. Con la contracción, toda la barriga se pondrá dura. Sin embargo, con el movimiento del feto, habrá partes del abdomen que permanecerán blandas mientras otras se ponen duras.

En cuanto al número de contracciones, hasta la semana 36 de embarazo no deberían tenerse más de 4 contracciones/hora. A partir de la semana 36, hasta 5 contracciones/hora. Ante cualquier duda o preocupación al respecto, lo mejor es acudir al ginecólogo para que nos asesore adecuadamente.

Más información en la sección El Embarazo A-Z, un completo glosario de términos relativos al embarazo. Todo lo que necesitas aprender durante tu embarazo. Haz click en el siguiente enlace.

Speak Your Mind

*

Comentarios de los Lectores

(2 comentarios hasta la fecha)
  1. vanessa says:

    espero que pueda ayudarme un monton para conocer mes a mes la evolucion de mi embarazo

  2. holi estoy de 7 y la panza se me pone dura,en parte y siento como pinchaso en la vagina,es normal?