Embarazo Molar

embarazo-AZ

El embarazo molar es otro tipo de anomalía que puede surgir durante el embarazo.

En este caso, el problema es que la placenta crece de forma anormal durante los primeros meses del embarazo. Aunque el embarazo comienza de forma normal, la placenta se convierte en una masa de quistes a lo largo de las siguientes semanas.

Obviamente, en esta situación, el embrión (futuro bebé) no tendrá posibilidades de desarrollarse con normalidad, y el embarazo no puede continuar.

¿Quiénes tienen más Riesgo de sufrir un Embarazo Molar?

El porcentaje de mujeres que sufren un embarazo molar es muy bajo. Aproximadamente uno de cada 1.500 embarazos. Apenas un 0,06% de los embarazos.

Este tipo de anomalías suele darse habitualmente en mujeres de más de 40 años y que hayan sufrido algunos abortos espontáneos.

Por otra parte, no hay un alto riesgo de recurrencia. Es decir, la mayoría de mujeres que hayan sufrido un embarazo molar, podrán tener un embarazo sano en el futuro con un altísimo índice de probabilidad.

Complicaciones del Embarazo Molar

El embarazo molar supone un auténtico peligro para la embaraza. Si los quistes penetran excesivamente en las paredes del útero, podría llegar a producirse una fuerte hemorragia.

La forma de detectar un embarazo molar es mediante los ultrasonidos.

Una vez detectado, el tejido molar debe extirparse. Para ello, es necesario recurrir a la cirugía. Posteriormente, los médicos tendrán que hacer seguimiento de la paciente para asegurarse que no queden restos del tejido en el interior.

El problema es que, en ciertos casos, el tejido molar puede convertirse en un coriocarcinoma. El coriocarcinoma es una forma rara de cáncer aunque, afortunadamente, tiene un alto índice de curación. Por eso es importante hacer seguimiento durante unos meses y eliminar completamente el tejido molar.

Tras un embarazo molar, es conveniente evitar un nuevo embarazo durante un período aproximado de un año.

No solo es necesario que el cuerpo se recupere adecuadamente, sino que este período de tiempo también sirve a los médicos para hacer el seguimiento hormonal adecuado. Un seguimiento que permita al médico descartar el desarrollo del cáncer.

Síntomas del Embarazo Molar

Como he comentado con anterioridad, el embarazo molar puede comenzar de la misma forma que un embarazo normal.

Sin embargo, es sobre la semana 10 de embarazo en la que se detectan los síntomas habituales de este tipo de problemática:

  • Sangrado vaginal. Un sangrado que, habitualmente, tiene un color marrón oscuro.
  • Dolor abdominal, ocasionado por un útero que ha crecido demasiado.
  • Náuseas y fuertes vómitos.
  • Presión sanguínea alta.

Si se observan este tipo de síntomas, lo recomendable es acudir al médico con urgencia.

Más información en la sección El Embarazo A-Z, un completo glosario de términos relativos al embarazo. Todo lo que necesitas aprender durante tu embarazo. Haz click en el siguiente enlace.
loading...

Speak Your Mind

*

Comentarios de los Lectores

(1 comentarios hasta la fecha)
  1. How cool. Bravo! And… here’s EIGHT blogs YOU may steal/plagiarize to thy heart’s content (don’t find that very off’n, doya? Just like to give my piece of criunam to the world); be warned, however: Upstairs in Heaven Above, all of my EIGHT blogs of wisdom and avant-garde-efficaciousness will be attributed to moi, aussi. Though, I don’t think you’ll care one-way-or-the-other in the Great Beyond — Shhh! Don’t tell! Didju know I’m certifiably insane and I’m writing from a state-run, mental-health-facility on Mars? (Latin: totidem verbis [in so many words]). God bless.