¿Por Qué es Tan Importante la Temperatura Ambiente para un Bebé?

Estamos a principios de verano. Lo que quiere decir que el calor no es algo que nos vaya a faltar durante las próximas semanas.

Pero, al igual que ocurre con la vuelta al cole y la ropa de los niños, hay cosas que hay que preparar con cierta antelación y no dejar que te pille el toro.

El calor es una de ellas.

¿El calor? Sí, el calor de tu casa. Sobre todo si tienes (o tendrás en breve) bebés o niños pequeños.

Los Bebés y Niños Pequeños necesitan Calor Homogéneo

banner-gas-natural300x250El sistema inmunológico de los bebés no está completamente desarrollado.

Algunos son más tendentes que otros a ponerse enfermos. Afortunadamente, hay ciertas medidas que puedes adoptar como madre/padre para reducir el número de veces que tu bebé se pondrá malito/a.

Una de ellas es la temperatura de la casa (en general), y del cuarto de baño (en particular).

Hay que evitar que los bebés se queden fríos, por lo que lo ideal es mantener una temperatura de la casa lo más homogénea posible.

Debes mantener una temperatura homogénea en tu casa, para evitar que el bebé se ponga enfermo

En este sentido, hay ciertos sistemas de calefacción que son mejores que otros. Por ejemplo, las bombas de calor o acumuladores eléctricos provocan desagradables corrientes de aire. Zonas con calor acumulado, y otras sin calor.

Sin embargo, otras soluciones como el gas natural, generan un calor muchísimo más homogéneo y más beneficioso para los pequeños habitantes de la casa.

El momento del baño es también un momento en el que el bebé puede quedarse frío. La temperatura ambiente del baño debería estar entre 23-25º. La temperatura del agua, la temperatura corporal (35-37º).

Aunque puedes utilizar tu muñeca o codo para comprobar la temperatura del agua del baño, yo siempre he utilizado un termómetro de baño. El cuerpo a veces engaña, sobre todo a los que tiendan a ser calurosos o frioleros.

No te Quedes Nunca sin Agua Caliente para tu Bebé y Ahorra al mismo tiempo

Cuando era un chaval, en casa de mis padres teníamos un termo eléctrico para calentar el agua. Solamente había un cuarto de baño y éramos 3 hermanos.

Yo nunca he entendido muy bien el concepto de “ducha rápida“, así que no era extraño que quien quisiera ducharse detrás de mi… sintiera un desagradable chorro de agua fría cuando se terminaba el agua caliente del termo.

¿Uppppssss, he sido yo? 

Recuerdo perfectamente las disputas entre hermanos para ver quién se duchaba antes. ¿A ti no te ha pasado algo parecido?

Ahora lo recuerdo con bastante gracia, pero puede llegar a ser una situación realmente incómoda. Sobre todo si hay bebés y niños pequeños en la casa.

Los sistemas eléctricos como los termos demostraron ser bastante poco útiles.

Por una parte, almacenan un montón de agua que mantienen caliente. Aún cuando nadie lo vaya a utilizar, lo que genera un gasto totalmente innecesario.

Y, por otra, no son capaces de adaptarse a una mayor demanda en ciertos momentos. El resultado, te quedas sin agua caliente cuando menos te lo esperas.

De nuevo, soluciones como el gas natural son mucho mejores que otras alternativas. Disfrutas de agua caliente al instante y sin interrupciones, y solamente se calienta aquello que se vaya a utilizar (con el correspondiente ahorro de consumo).

¿Quieres Recibir un Regalo de 200€?

 

banner-gas-natural600x250

Si todavía no dispones de un sistema de calefacción como el de gas natural, haz los deberes este verano y ahorra dinero.

Pide presupuesto sin compromiso, y recibe un regalo de 200€. Haz click aquí ahora.

Ojo, la oferta dura únicamente hasta el 31 de Julio!!!

loading...

Speak Your Mind

*

Comentarios de los Lectores

(2 comentarios hasta la fecha)
  1. Buena recomendación y justo a tiempo. me estoy mudando!!!