Mi hijo es prematuro!!!

Hijo prematuroCuando se rompen aguas, todos tus pensamientos se centran en el momento del parto, en desear que todo se desarrolle positivamente. Después podrás tranquilizarte y recibir las felicitaciones de familiares y amigos.

Sin embargo, cuando la rotura de aguas se produce con casi 6 semanas de adelanto eres consciente de que, cuando nazca, tu hijo será prematuro. Son momentos de incertidumbre para los que nadie te ha preparado. Más aún, aunque el número de partos de hijos prematuros crece de manera sustancial (debido, entre otras cosas, al ritmo de vida actual, la edad con la que se tienen los hijos, etc.), la falta de información al respecto es notable.

Es por ello que, cuando le comentas a alguien que tu hijo es prematuro, se imagina que es un niño/a con algún tipo de «problema», bien sea de tipo respiratorio, cardiovascular, bajo de peso, etc. En general, se asocia la palabra «prematuro» con cierto grado de insalubridad.

Quisiera aprovechar este post para desmitificar ciertas creencias en torno a los niños prematuros y sus circunstancias, y hacer ciertas aclaraciones:

    • Se considera que un parto es a término cuando se produce entre la semana 37 y la 42. Por tanto, un parto prematuro o pretérmino es aquel que se produce con anterioridad a la semana 37.
    • Considerando lo anterior, se considera niño prematuro tanto a aquel que ha nacido, por ejemplo, en la semana 30 de gestación como al que ha nacido en la semana 36. Sin embargo, entre estos dos casos hay enormes diferencias.
    • Un niño nacido en la semana 34 con un peso de 2,250 gr., como es mi caso, necesitará muchos menos cuidados que otro nacido en la semana 30 con menos de 1,000 gr. Además, los niños con un peso de nacimiento menor a 1kg, tienen una gran probabilidad de sufrir una minusvalía.
  • Los niños prematuros, en el momento del nacimiento, ingresan en la unidad de neonatología. La primera fase de su estancia la pasarán en la incubadora (el tiempo dependerá de la atención que necesite el niño), mientras que la última estarán simplemente en una cunita. En mi caso, nuestro hijo pasó 15 días en neonatología: 7 de ellos en incubadora y 7 en cuna.
  • Los niños prematuros son tan frágiles y resistentes como el resto de los bebés. Es decir, no hay que hacer distinciones a la hora de mostrarles afecto y mantener un contacto físico con ellos. Recuerdo con gracia el «cartel» que había en la unidad de neonatología acerca del «decálogo del prematuro«, en el que se recordaba a los padres que no son «bichos raros» sino bebés como los demás.
  • Sí que deben tomarse ciertas precauciones, como lavarse las manos antes de tocarlos (su sistema inmunológico las primeras semanas no está tan desarrollado como debiera, por lo que hay que tener cuidado con las infecciones).
  • En los siguientes post hablo de los problemas más comunes de los niños prematuros y de la estancia en la incubadora.

Algunos datos interesantes:

  • En el año 2,003 nacieron en España casi 32.000 niños con menos de 2,500 gr (7% del total de nacimientos). Los nacidos con menos de 1,500gr fueron 3,300 (un 0,75%). Con menos de 1,000gr nacieron 967.
  • En los años 60, un niño de menos de 1,000 gr tenía un riesgo de fallecer del 95%. Hoy, ese 95% es la posibilidad que tiene de sobrevivir.

Los comentarios están cerrados.