Translucencia Nucal o Sonoluscencia Nucal

embarazo-AZ

La Translucencia Nucal (TN) o Sonoluscencia Nucal es una prueba ecográfica que se realiza entre las semanas 10 y 14 del embarazo, y cuyo objetivo es la detección de anomalías fetales. Al ser una ecografía, no es una prueba invasiva por lo que no suponen ningún tipo de riesgo ni para la madre ni para el futuro bebé.

Durante el desarrollo del embrión, se acumula líquido pseudo-linfático en la zona de la nuca. El grosor de esta zona depende de la edad gestacional del feto, pero debe ser menor a 3 mm. Valores por encima de estos 3mm pudieran ser un indicativo de la presencia de anomalías cromosómicas. A valores mayores, el riesgo de padecerlas es mayor.

La translucencia nucal se utilizar para diagnosticar, entre otras, síndrome de Down o problemas cardíacos congénitos de importancia.

Nota aclaratoria: Aunque no sean exactamente lo mismo (puesto que existe una prueba concreta con ese nombre), muchas veces se hace referencia de forma errónea a la translucencia nucal como prueba del pliegue nucal.

Fiabilidad de la Translucencia Nucal

Tal y como ocurre con el Triple Screening o Triple Test, la translucencia nucal no es una prueba diagnóstica. Por tanto, no es una prueba concluyente. Únicamente arroja pistas pero no proporciona ninguna certeza sobre los resultados.

Al no ser una prueba diagnóstica, tiene falsos positivos (cuando la prueba da positivo, pero realmente no hay ningún tipo de anomalía) y falsos negativos (cuando la prueba da negativo, pero realmente sí existen alteraciones). Cuando la prueba arroje algún tipo de indicio de la existencia de anomalías, se recomienda practicar una amniocentesis.

Más información en la sección El Embarazo A-Z, un completo glosario de términos relativos al embarazo. Todo lo que necesitas aprender durante tu embarazo. Haz click en el siguiente enlace.

Los comentarios están cerrados.