Los Últimos Días antes del Parto: la Espera

El embarazo es un largo proceso de 9 meses de duración.

Durante el primer tercio del embarazo el tiempo parece no avanzar, solamente tendrás prisas por sentir, disfrutar y tener pruebas de que efectivamente hay un ser vivo desarrollándose dentro de tu vientre.

Las pruebas poco a poco van llegando: ecografías, cambios físicos cada vez más evidentes, las ansiadas pataditas

Durante el segundo trimestre el embarazo es algo que realmente disfrutarás. El tiempo pasa deprisa, te sientes bien y el feto se desarrolla adecuadamente.

Llega el tercer trimestre y comienzas a vislumbrar el final del proceso. Las clases de preparación al parto o las contracciones de Braxton Hicks no son más que meros indicativos de que el nacimiento del bebé está cada vez más cerca.

Sentimientos y Preocupaciones de la Embarazada ante el Parto

Es común en esta etapa final experimentes sentimientos contradictorios.

Por una parte, el embarazo ha sido un proceso que te ha hecho disfrutar enormemente. Es una experiencia única, realmente un privilegio.

Pero por otra, las últimas semanas pasan realmente despacio. Físicamente has perdido  movilidad, te encuentras pesada y comienzas a tener ciertas molestias. Empiezas a desear que el embarazo finalice.

La inminencia del parto desatará una nueva oleada de sentimientos.

Como el miedo. ¿Vendrá bien? ¿Tendrá nuestro hijo/a algún problema?

Durante el embarazo se han realizado múltiples pruebas, como el triple screening, el test de O’Sullivan, la translucencia nucal y, en algunos casos, otras más intrusivas como la amniocentesis.

Algunas de estas pruebas no son diagnósticas, por lo que tienen falsos positivos y falsos negativos, lo cual no ayuda a despejar toda duda sobre su resultado.

También la responsabilidad. Principalmente para padres primerizos. ¿Seremos buenos padres? ¿Cómo sacaremos a nuestro hijo/a adelante? ¿Qué haremos cuando se ponga enfermo? ¿Y la educación…?

Sin olvidar el propio parto. ¿Se adelantará? ¿Tendrán que inducirlo? ¿Aguantaré el dolor sin la epidural? ¿Debería ponérmela o tener un parto natural? ¿Saldrá bien la cesárea?

Son muchas preguntas que se han hecho la mayoría de mujeres embarazadas. Afortunadamente, para una amplia mayoría, el parto transcurrirá normalmente sin mayores complicaciones.

Post relacionados:

Los comentarios están cerrados.