Ligadura de Trompas: Ventajas y Riesgos

embarazo-AZ

La ligadura de trompas, también conocida como salpingoclasia, es una operación quirúrgica cuyo objetivo es el cierre de las trompas de Falopio de una mujer.

¿Cuáles son sus ventajas? ¿Tiene algún riesgo? ¿Es completamente efectiva?

Estas y otras son algunas de las preguntas a las que obtendrás respuesta a continuación.

Ligadura de Trompas: un Anticonceptivo Permanente

Como sabrás, las trompas de Falopio son los conductos que movilizan los óvulos del ovario al útero una vez al mes (por norma general). Es también el lugar donde el espermatozoide del hombre fecunda el óvulo.

La ligadura es, por tanto, un anticonceptivo permanente que impide la fecundación de los óvulos. Es decir, el resultado es que la mujer queda estéril.

¿Es efectiva al 100%?

La efectividad de una ligadura de trompas es de aproximadamente el 99%. En este sentido, no existe ningún método anticonceptivo que tenga un 100% de efectividad.

El problema, en este caso, es que si el método no es efectivo y se produce un embarazo, existe un alto riesgo de que éste sea un embarazo ectópico (un embarazo fuera del útero).

¿Y es reversible?

Aunque es posible revertir la operación mediante cirugía (técnica conocida como recanalización tubárica), para que ésta tenga éxito las trompas no tienen que haber sufrido daños serios.

Además, el 65% de los embarazos producidos después de la recanalización tubárica suelen ser embarazos ectópicos, con los riesgos que ello conlleva.

La ligadura de trompas suele recomendarse en mujeres adultas que deseen evitar futuros embarazos. Sin embargo, no suele recomendarse a mujeres jóvenes, puesto que a mayor juventud mayor es la probabilidad de arrepentimiento en un futuro cercano.

La ligadura de trompas recibe otros nombres como esterilización tubárica o ligadura tubárica.

¿Cómo se hace la Ligadura de Trompas? La Operación

La ligadura de trompas se efectúa bajo anestesia. El cirujano realiza una o dos pequeñas incisiones en el área abdominal, generalmente cerca del ombligo.

El método más utilizado es la laparoscopia, un método menos agresivo consistente en introducir un tubo óptico estrecho (con cámara incorporada) y cauterizar (quemar) las trompas.

La paciente recibe el alta en pocas horas y se recomienda evitar ejercicio físico intenso durante varios días. La vuelta al trabajo, asimismo, puede producirse en pocos días.

También es recomendable un período de una semana antes de reanudar las relaciones sexuales.

Riesgos de la Ligadura de Trompas

Los riesgos asociados a una ligadura de trompas son de diversa índole:

  • Cierre parcial de las trompas: lo que podría provocar un embarazo no deseado. Como he  comentado anteriormente, cuando esto ocurre existe una alta probabilidad de sufrir un embarazo ectópico.
  • Los propios de cualquier operación: reacción a la anestesia, hemorragias, infecciones, etc.
  • Daños en órganos adyacentes en el momento de la intervención.
  • Mayor riesgo de padecer cáncer de ovarios y útero en el futuro.
  • Molestias del post-operatorio: dolores menstruales, mayor duración de la menstruación, mayor volumen de sangre, dolor durante las relaciones sexuales. En cualquiera de estos casos, es recomendable acudir a un ginecólogo.
Más información en la sección El Embarazo A-Z, un completo glosario de términos relativos al embarazo. Todo lo que necesitas aprender durante tu embarazo. Haz click en el siguiente enlace.

Más información:

Los comentarios están cerrados.